Algunas ideas, música, fotografía y cine

También puedes visitar mi Blog de Artesanía

http://colorcolorar.blogspot.com.es/

https://www.pinterest.com/ColorArtesania/music/

https://www.facebook.com/colorcolorArtesana

sábado, 20 de octubre de 2012

Simone Bittencourt de Oliveira - Procuro Olvidarte (1992)


ELEGÍA


                                         ELEGÍA
         

                                (El silencio de otra soledad)

                                A Juan Cano Pastor ( 1911-1998)


Poeta en el frío silencio

invernal, sentado junto a la hoguera.

En el patio caluroso tras la siesta,

sombreado con naranjos, almendros,

aromas a hierbabuena.

Poeta que en antaño me contaba

siendo niña inquieta;

el color de los campos, los trigales,

linos, la siega.

Poeta labriego.

Poeta que me contaba  historias

en la adolescencia: espesas sus manos,

pelo blanco y escaso bajo su boina negra.

Palabras hiladas como el croché,

junto a la abuela,

palabras tantas veces escuchadas

tan repetidas, tan anheladas.

La memoria y el corazón lastimados

por el dolor, la soledad y el hambre,

el miedo que sienten los hombres

en una guerra.

Poeta a quien busqué más tarde,

esperantes mis nervios

de sus palabras viejas.

Poeta cansado de vivir,

ciego: ni escribe ni lee mi poeta.

- ya me llevan pa la tierra -....

 ¿dónde guardaré

 sus versos?

En el eterno invierno de mi silencio.

En el misterioso duelo del aire.

En la terrible luz de la primavera.

En el húmedo olor de la casa abandonada.

Jamás regresé a ella.

En el forjado banco de la plaza.

En las mesas del club: cartas, tabaco,

café negro.

En la vagamente recordada noria

oxidada de la huerta.

En el viejo baúl de sus trajes.

En el usado marrón de la silla de enea.

En el solapado pálpito de su último abrazo.

En el débil apretón de sus manos.

En el ansiado arrullo de su cuerpo.

En la nublada lágrima negra.

Le recuerdo.

Rendido mi corazón

de palabras ahogadas

me llegan sus lentos pasos,

su manera de hablar tan calmada.

Tendido mi corazón

de palabras ahogadas

regresan a mí sus versos.

Descansado ya,

el primero de Noviembre.

Después: bajo la fría lápida.

Desde la helada tierra.

Desde el solemne silencio.

Desde el oscuro lecho postrero.

Regresan a mí sus versos.

Y mi alma pálida te aclama, Abuelo.


Carmen Cano Durán   © ® 

viernes, 19 de octubre de 2012

DESILUSIÓN


DESILUSIÓN




Desilusión de     - ser

                            - estar

                            - parecer.


Desilusión transitiva.


No existe transición.


Definitiva desilusión.


Desilusión eterna.


Como la vida.

Como mi propio Verbo.

Y como el verbo Desilusionar.



De - Si - Lu - Si(o) - Na(r) -.


Des – i –lus-io-nar


Dos - Y - Luz - Yo - No(s) -.


Dos= Luz, yo no, (es) (no demostrativo)  


Desilusión.


Desilusionas de nuevo, vida.


La mía.

Yo.


Yo misma.


Carmen Cano Durán © ® 

jueves, 11 de octubre de 2012

EL SILENCIO DE LA SOLEDAD - ATARDECER -


EL SILENCIO DE LA SOLEDAD

                                                    ( Atardecer )


Amanecen  trinos. Abril contento

invocando crueles danzas de muertos,

cantos de tristeza cubriendo huertos,

bailes sincronizados sobre el viento.


Henchidos los campos de macilento

color amarillo, de lilas yertos.

Luces grises y nocturnos los puertos.

Rastro del barco que se aleja lento.


Llega Abril. Se avecina presuroso

derramando certezas insolentes.

Ajeno va tiñendo vigoroso


Mis alegrías ahogadas en fuentes

que desprenden un sonido poroso.

Luz vertiendo músicas estridentes.

Carmen Cano Durán  © ® 

QUÉ SE TRANSFORMA?



¿QUÉ SE TRANSFORMA?


Ausencia de sol espacial,
    -y el sol no se ha consumido-.
y consumo otra jornada
en una tarde difunta.
Contemplo un cielo no azul,
un cielo desconocido,
huérfano, con estrellas
lentas, buscando cobijo.
La oscuridad se derrama,
se aproxima, me intimida.
La sombra se extiende firme,
-como los cuerpo auténticos-,
abrazándose a mi mente,
falseando mi verdad toda.
Sombras. El entendimiento.
Sombras. Nubes. La razón.
Estoy alerta a tantos cuerpos,
sin cuerpo, que amenazantes
me enseñan el desconcierto.
Sombras provocando engaños,
tengo opacas formas que veo.
Cruentas sombras me consumen
mientras consumo mi tiempo.
A veces se me despierta,
se apaga, a veces, mi mente.
Y se consumen mis ojos
cansados. Las manos rastrean
las hojas que se consumen.
Mi voz grita y se deforma.
El sonido se deforma.
Se deforma mi silencio.
Las palabras se deforman
cuando de mi pensamiento
huye la tinta nerviosa.
¿ se consumen las palabras?
¡ No pueden ser las palabras!.
Soy yo. Eso que veo, siento y creo.
Mis imágenes confusas.
Falsas visiones. Son entes
que no existen. ¡ Es mi mente!.
Se va muriendo el dolor,
y quedan versos sombríos.
Se va muriendo el dolor,
¿se aleja de mi camino?.
 Se va muriendo el dolor,
brotando en la tierra vida.
Se va muriendo el dolor,
junto al dolor del dolor.
Se va muriendo el dolor,
grito de cuerpo desnudo.
Se va muriendo el dolor,
mi alma que tembló de frío.
Se va muriendo el dolor,
retorno al mundo. Vigor.
Se va muriendo el dolor,
y el vómito de la vida.
Se va muriendo el dolor,
temor a un vacío abismo.
Se va muriendo el dolor,
ser que ya regresa al ser.
No hubo sombras. Escondido
el verbo estar dominó.
¿ sombras vivas? ¡ Sombras muertas!
Mientras miro otra jornada.
Porque todo se consume
lentamente. ¿ todo muere?
¿ mis días desalentados
van muriendo también?
Carmen Cano Durán © ® 


martes, 9 de octubre de 2012

Humos Negros

                                                
                                                          Imagen: Carmen Cano © ® 


CUANDO EL SILENCIO CALLA
( SILENCIO)

Silencio tu voz,
cuando pronuncias mi nombre.
Aguarden las palabras,
que se fatigue el tiempo;
ruinas de instantes inmensos.
Silencio:
cuando tu piel es país con mánticas de erotismo,
y pronuncias mi nombre.
Tránsfuga de un reino aislado y mutilado.
¡ Arráncame el alma!
Envuelve tus manos con ella cuando te marches
en la madrugada.
Envuélvete en ella al despedirme yo de tu estancia.
Tu dulce evasión se torna en amargura  mía,
una Gárgola me rodea.
Se desvanece el fulgor.
Silencio.
Salvajes, lentamente, cítara nos engrandece
creando bárbara comunicación
de suicidio,
cansando un espacio ocupado.
Y resucitamos entre murmullos vertiginosos.
Palpitan los cuerpos temblando
embriagados de colores y misterios casi divinos
que en ocasiones no adivinamos.
Evocando con gritos secretos:
Vida en la memoria.
Vida de nostalgia.
Vida imaginada.
Vida multiplicada.
Cuando pronuncias mi nombre...
Tu voz..
Silencio,  sólo un paisaje desconocido.                               
Esencialmente eres tantas palabras.
Calladamente brutal estás lleno
de aromas de silencio.
Existencialmente esto no es certero;
sólo puse tinta a tu nombre, a tu piel, a tus ojos..
Desde la soledad de mi propio silencio.
                                                    

Carmen Cano Durán © ® 

sábado, 6 de octubre de 2012

Premio Liebster Blog Award concedido por Repostería Revita y Polanca Accesorios, Gracias